Francisco Roca, la Fumigación y decidir qué hacer con Eduard Portela en la Calle Iradier

 

 

 

Flanqueado por Miguel Cardenal, José Luis Sáez, Alfonso Reyes y Eduard Portela, ayer Francisco Roca se dio a conocer como nuevo Presidente de la ACB. Fue en la presentación de los playoffs de la ACB en el Espacio 2014 de Alcobendas. Parte del mundo del baloncesto estuvo presente, personas de influencia, clubes y periodistas. Francisco Roca hizo su primer discurso con la energía característica de quién empieza un nuevo camino; habló de recuperar la ilusión, y en concreto la del aficionado, siendo uno de los vértices de su proyecto para reflotar la ACB como producto de consumo en la industria del ocio y del espectáculo. No se tratará de gestionar sino de liderar y de tomar decisiones, algunas muy profundas y que todavía el nuevo inquilino de la Calle Iradier no es del todo consciente.

Ayer estuvo presente Eduard Portela y una de las preguntas sin resolver en el seno dela ACB es el qué hacer con su figura. Oficialmente con prohibición de acceso a la Calle Iradier, por orden expresa de unos clubes deseosos de terminar con el pasado y encarar el futuro con nuevas ideas. Será lo más complicado, no en vano Eduard Portela sigue manteniendo influencia en la sede de la ACB; mantiene a su séquito de confianza, Mario Hernando sus ojos, Esther Queraltó sus manos, Gerard Freixa sus oídos, Joan Manel Carreras como su olfato y Joan Roca como su bastón. Directivos que le han acompañado durante su mandato, creciendo laboralmente protegidos por la figura del actual Presidente de Honor de la ACB. Debe ser Francisco Roca el primer interesado en construir su propio organigrama, todo dirigente necesita de personas de su confianza, y debería ser legítimo que tuviese la absoluta libertad para decidir sobre ello.

La estructura laboral de la ACB supone unos 3 millones de euros de los cuales un tercio corresponde a salarios de los altos directivos de la Calle Iradier. Los clubes al derrocar a Albert Agustí debían haber emprendido una limpieza de directivos para que el nuevo rector no estuviese atado de pies y manos. Lo que quizás faltó a la hora de nombrar a Albert Agustí se volvió a repetir antes de elegir a Francisco Roca. Será ahora cuando el nuevo Presidente deba analizar la situación, ordenar una auditoría laboral y una due dilligence  para luego emprender medidas drásticas. Ya se le avisó a Albert Agustí que lo primero que debía hacer era erradicar al séquito de confianza de Eduard Portela. No lo hizo, dejo pasar los meses y optó por lo más cómodo, mantenerlos a todos en sus funciones y salarios. A los meses Albert Agustí se dio cuenta hacia quienes mostraban lealtad esos directivos, los mismos que le responsabilizaron de según qué decisiones, los mismos que conspiraron contra él a la hora de  tomar su única decisión como Director General, despedir a Alberto García Chapuli como Director de Arbitraje siendo Felipe Llamazares su sustituto.

Palabras bonitas, gestos cómplices como meros chantajes emocionales. Eso  recibirá Francisco Roca en sus primeras semanas como Presidente de la ACB por parte del séquito de Eduard Portela. La lealtad se mantiene, las conversaciones siguen siendo rutinarias y a Eduard Portela no le hace falta acudir a la Calle Iradier para enterarse de todo lo que sucede dentro. Portela sabrá desde el primer minuto cuando Francisco Roca entre  en el lavabo de la Calle Iradier. En el momento menos oportuno, Portela ejercerá de correveidile chivándose a clubes de su confianza de cara a las decisiones más controvertidas a tomar, obligatorias por otra parte. Así funciona Eduard Portela, muchos le confunden como un anciano cuando es una persona que mantiene la ambición dentro de su lucidez y por una causa, mantener su posición en lo que él ha construido, la ACB como algo suyo y de su propiedad. Razones para emprender una fumigación, no para desparasitar sino para evitar que la enfermedad derive en una terrible epidemia. Es lo que deberá tener en cuenta Francisco Roca, algo que le pasó desapercibido hasta que se encontró en un temible callejón sin salida con las horas contadas en la ACB.

 

Sígueme en Twitter @elcapitaenciam 

Anuncios

5 thoughts on “Francisco Roca, la Fumigación y decidir qué hacer con Eduard Portela en la Calle Iradier

  1. Capitanenciam tienes toda la razón.
    Portela quiere ser presidente de la ULEB, y eso sólo puede pasar si sigue siendo Presidente de honor de la ACB.
    Recordar que fue el propio Portela quien hizo los pasitos en la Euroliga para colocar a gente allí.
    Muchos trabajadores de la ACB tienen familia trabajando en la Euroliga, y entre esas personas se encuentra Esther Queraltó hasta pasar por protocolo.
    Hay que hacer una limpieza profunda y lo mas importante, modernizar una ACB que se ha quedado obsoleta con tanto funcionario de turno que aportan menos de lo que deberían a la asociación.
    Me han dicho que Roca no quiere hacer mucha limpieza, que primero quiere estudiar la situación, cosa que supondrá que l@s león@s de la calle Iradier se lo coman en 12 meses. Los mismos 12 meses que tiene de gracia o prueba el nuevo presidente.

  2. Alfonso Reyes visitó el CSD en el mes de abril y se posicionó claramente hacia las tesis de Miguel Cardenal cuando este le presentó el famoso informe: “BALANCE DE LA SITUACIÓN ECONÓMICO-FINANCIERA DEL BALONCESTO ESPAÑOL 1999/2012”, que blande el CSD como si fuera la espada con la que Alejandro Magno rompió el famoso nudo Gordiano. Este nudo era imposible de desanudar hasta que Alejandro cogió su espada y lo partió por la mitad, luego hubo una tormenta con rayos terribles y los augures interpretaron que Zeus daba el visto bueno, es decir, el dios daba por bueno que era igual romperlo que desanudarlo y… a TXCulo.

    Me parece que después de ver la primera fila en la que estaban sentados Golum Portela, al lado de este hay alguien que no sé quién es, Peter Griffin Roca, el cardenal Cardenal, el gato Pepe de Cheshire de la FEB del País de las Maravillas y Alfonso Reyes, al que habrá que llamar algo así como Alejandro Alfonso Magno Reyes (y con toda la razón), bueno, digo que después de ver a estos seis sentados juntos en primera fila o primer plano de televisión y no ver ni a un presidente de ningún club importante de ACB en primera línea, me parece que la “Sopa de Ganso” y los “Huevos Duros” (como dice usted, Sr. Capita) están servidos.

    Porque es significativo que Peter Griffin Roca no llevase ningún discurso escrito de declaración de voluntades o unos pobres votos (que a mí me habrían hecho hasta caer unas lagrimas), sino que solo improvisó una serie de generalidades sobre la marcha; y digo que es significativo porque llegará el día en que Peter Griffin Roca llamará a la prensa y dirá que es inviable seguir con la ACB, que es un lio que no tiene solución. Entonces Alejandro Alfonso Magno Reyes cogerá la espada que le ha brindado tan alegremente el cardenal Cardenal, a través del Barça y el Madrid, y cortará el nudo tan débil, tan sólido y tan enredado que mantiene unidos a los clubes que forman la ACB… y a tomar por culo (bicicleta).

  3. Si de verdad se quiere un cambio radical, es necasaria una completa restructuración en las oficinas de la ACB. Gente nueva, competente y sin remilgos para hacer y deshacer.

    Situación económica de los clubes, cupos, contrato de TV, son los 3 primeros objetivos a solventar x Roca. Tiene 3 meses (no puede empezarse la ACB sin TV, y los equipos deben de planificar sus plantillas, aunque con el Mundial, muchos esperarán a ver q jugadores interesantes salen…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s