La historia del Obradoiro (I) La trama murciana: El caso Esteban Pérez

https://i1.wp.com/s1.trrsf.com/blogs/123/Juver%20ascenso.0.jpg

Todo
comienza hace dieciocho años, en unos play offs para ascender a la liga
ACB en el verano de 1990. Murcia y Santiago de Compostela como ciudades
enfrentadas para hacer de una ilusión realidad. Dos equipos, el CB
Murcia, hasta la temporada pasada, Polaris que en el aquel entonces
estaba patrocinado por la empresa de zumos Júver, contra el CB
Obradoiro, que sobrevive con el patrocinio de Optica Val en estos
momentos. Dieciocho años después el tiempo nos ha definido a ambos
conjuntos, uno que lucha por mantenerse en la ACB y otro que se
encuentra en la Primera División Masculina. Vale tener en cuenta este
detalle para valorar la magnitud de una injusticia que en este verano
también puede agitar viejas rencillas y levantar nuevas heridas.
Conflictos enterrados pero no solucionados, nuevas batallas legales y
decisiones drásticas a tomar. La historia del Obradoiro es el resumen
de una incidencia que no se supo solucionar a tiempo, que quedó
aparcada -quién sabe si de forma interesada- y que ahora con los
intereses de demora puede salir cara. La primerade las consecuencias:
la que afecta a una de las decisiones de la ACB: reducir el número de
equipos para la próxima temporada.

Muchos han oído hablar de la
integración del Obradoiro en la ACB, pero casi todos se preguntan el
motivo. Se resume en dos palabras: falsedad documental. El delito fue
el de la obtención de un pasaporte que acreditara como español al alero
argentino Esteban Pérez, alias “el Gallo”, jugador que en su DNI
constaba como Esteban Pérez Beltrán. Por el momento todo conforme hasta
que alguien informó al Obradoiro en las puertas del autobús en Murcia
al finalizar la final a tres partidos que el jugador español era
realmente argentino y se llamaba Esteban Pérez Spatazza. El testigo lo
sabía bien pues el pasaporte presentaba al argentino como hermano suyo.
¿Qué ganaba la persona delatando al jugador argentino? ¿Era justicia
altruista o simplemente le movían otros intereses al testigo? A lo
mejor los dos millones de pesetas que tenía que haber cobrado la
familia tuvieron la culpa.

Desde el club gallego se denunció
tanto en la FEB como en el Consejo Superior de Deportes; ambas miraron
hacia otro lado, sin embargo, por ironías del destino unidas a la
terquedad del equipo murciano en contar con el jugador, fue la propia
FEB en el año 1993, y al comprobar la situación reglamentaria la que
decidió inscribir al jugador como argentino. La alineación indebida
provocó que desde el CB Obradoiro se pusieran manos a la obra para
llevar a los tribunales a la propia Federación. El objetivo inicial no
era ascender sino anular la eliminatoria. Primero ante la justicia
deportiva: Comité de Competición, luego al de Apelación y más tarde al
de Disciplina Deportiva; ninguno les dio la razón ya que el fallo
consideraba que “la
documentación tramitada era correcta y, en todo caso, si hubiesen
irregularidades deberían dilucidarse en la jurisdicción ordinaria”

. El Obradoiro por tanto denunció ante la justicia ordinaria por la vía
de lo penal. Se enviaron investigadores privados a Argentina para
seguir la pista a la familia del jugador y se reclamaron pruebas de ADN
al supuesto padre .El 13 de Octubre de 1992 el Juzgado de lo Penal
número 3 de Murcia falló a favor de los gallegos en la identidad de
“El Gallo
Pérez, condenando al jugador a una multa de 200.000 pesetas y a dos
meses de arresto, que luego no cumplió al no tener antecedentes.

Se
dice que la multa la pagó el club, siendo el gerente Daniel Barceló
quien hizo efectivo el pago, aunque al consultar al gerente me
desmintió tal posibilidad. “Me consta que el jugador pagó la multa” Las cosas, en el club, se hicieron deprisa, corriendo y por supuesto mal
, me apuntaron desde Murcia. Se dio la circunstancia de que “El Gallo
podía haber obtenido el pasaporte español de forma legal por el hecho
de tener un abuelo español. Todos en aquel entonces están manchados
siendo el jugador el primer salpicado. El jugador argentino era un
alero muy prometedor,
lo
tenía todo para triunfar, un físico demoledor, una mano de seda y dos
cataplines muy bien puestos para competir; era un alero de dos metros
con una serie de recursos ofensivos muy similar al Nocioni de hoy pero
con mucho mejor tiro exterior.Si alguien salió mal herido de esa
parafarnalia fue el propio jugador, un gran chico al que su juventud y
sus ganas por salir de una Argentina con muchos problemas, le hicieron
caer en un charco de donde nunca más salió.”
señaló en su blog Felipe Coello quién fue su entrenador en Murcia.

Hablé con Coello sobre el asunto, le pregunté sobre el jugador para aquellos que no lo habíamos visto. “En
mi blog lo explico todo, se trataba de un jugador que descubrió Ari
Vidal que era seleccionador de Brasil y le comentaron sobre un jugador
argentino que despuntaba en las categorías inferiores.”
Sobre la situación del pasaporte el entrenador me lo resumió de la siguiente forma “Esteban
vino a España por tener antecedentes familiares y venía con el
propósito de jugar lo antes posible, los papeles no llegaban y de un
día para otro los obtuvo, tenía el DNI”
.
Esta práctica en su blog la definió como “una práctica habitual en los despachos futbolísticos”. Al preguntarle sobre si había necesidad de tanta celeridad me respondió, “no,
no era necesario, es más en los partidos denunciados por el Obradoiro
no figuraba el jugador en el acta porque estaba lesionado, pero aún así
era un jugador que podría haber ocupado una plaza de extranjero al
tratarse de un jugador determinante”
Del jugador me amplió su visión, era
un jugador decisivo que había sonado para los mejores equipos de
España, no te sabría decir quién pero se rumoreó que Aíto estaba
interesado en incorporarlo para el Barça.”
Epi por aquel entonces se había lesionado y el Barça buscaba un relevo.

Coello
puso indirectamente al club en el punto de mira como uno de los
responsables de la obtención ilegal del pasaporte de Pérez ya que
aunque la responsable fue la FEB por aceptar esa documentación como
válida. De hecho el Obradoiro no litigó ni contra el CB Murcia ni
contra el jugador ni contra el gerente del club -Daniel Barceló- sino
contra la propia Federación. Existe una narrativa en torno al que fue
el entrenador del Juver Murcia. Sus relaciones con el gerente eran
malas, con tramas familiares y empresariales de por medio a tres
bandas: Coello, el entrenador, era -y es- el yerno del que fue
presidente de Júver y en aquel momento también del CB Murcia, Juan
Valverde. Barceló, el gerente, el hombre de confianza que llegó al club
sin apenas experiencia después de coincidir ambos en el Real Murcia
Club de Fútbol. El presidente tomaba partido bien por uno o por otro,
según sus intereses, pero con ello no hacía más que deteriorar sus
relaciones familiares con Coello. La situación acabó estallando hasta
que finalmente Valverde se reconcilió primero con su yerno para luego
alejar a Barceló del club. Hasta que éste volviera de la mano de
Polaris World…

Como he reconocido en anteriores líneas me puse
en contacto con Daniel Barceló. Lo primero que me respondió al
cuestionarle sobre aquel caso de hace 18 años fue “Es difícil recordar algo que ocurrió hace tantísimo tiempo”.
Le plantee las dudas surgidas con las fuentes consultadas. Le consulté
sobre su relación con Juan Valverde negándome su vinculación
profesional. “No
es cierto que me incorporara procedente de la empresa privada, antes de
incorporarme al CB Murcia fui Secretario Técnico del Real Murcia Club
de Fútbol”
. Sobre la documentación tramitada me descartó la intervención del club, “fue
su representante el que nos facilitó los papeles que confirmaban la
nacionalidad española del jugador, nosotros lo único que hicimos fue
presentarla a la Federación para que Esteban pudiese jugar”
. Le quise consultar si era necesaria la nacionalización del jugador ya que como extranjero ya figuraba Mike Philips, “bueno,
Esteban era un jugador importantísimo pero en el caso que no tuviera la
nacionalidad española si era necesaria o no su participación como
extranjero correspondía al cuerpo técnico”
Tampoco quiso profundizar mucho en la cuestión, se amparó en el paso del tiempo pero quedaron muchas incógnitas por resolver.

A
Barceló además de gerente del CB Murcia y de haber desarrollado labores
de Secretario Técnico del Real Murcia también se le ha vinculado como
agente de jugadores de fútbol sala. Es lo único que queda de un club en
que después de casi 20 años ha cambiado de propietarios, de Júver a
Polaris- de Juan Valverde a la entidad que en su departamento deportivo
preside Salvador Hernández por la cifra simbólica de 1 euro- de
colores, se pasó del rojo al azul celeste en las camisetas y se pasó de
luchar contra el descenso a colocarse en la zona media de la tabla ACB,
que cambió de entrenador de Coello a Manolo Hussein pasando por, entre
otros, Manel Comas, así como de referentes en la pista. Ahora mismo el
CB Murcia se trata de un club distinto pero que a la vez tiene un
pasado. La justicia deportiva no exigió más responsabilidades, siendo
muchos los que apuntan a las buenas relaciones de Valverde con personas
influyentes del baloncesto,-no puedo corroborar esto, quizás alguno se
acuerde, pero son varios los que afirman que Júver era uno de los
patrocinadores de la selección española de baloncesto- a los paseos
dominicales por la Manga del Mar Menor de alguno de ellos en el yate
del empresario murciano como por ejemplo con Angel Sancha, “jefe
supremo” del arbitraje federativo en aquel entonces. No insinúo nada
solo certifico esos intangibles que te invitan a no involucrarte más en
una problemática. Con otros actores la historia habría sido distinta,
al menos interpretada de otra forma. Y quién sabe si habría durado
tanto tiempo, o si se habría solucionado.

Pero a pesar de lo
anterior, falta otro actor en esta tragicomedia, y es que los
tribunales se debatía también sobre si la ACB debía o no admitir en su
competición al Obradoiro. La demora de 20 años viene también motivada
por el interés de una de las partes en alargar el proceso. Mejor 20
años que un año y medio, a lo mejor nadie se acuerda de ello, las
personas cambian y los puestos de influencia se relevan. Ahora mismo
nadie recuerda reportajes como el de Interviú sobre un tema que dio que
hablar. La ACB optó por este camino, siendo el principal estratega uno
de los insignes ausentes. Su nombre lo conocerán. Se llama Jordi
Bertomeu. ¿Les suena?

Próximo lunes: La historia del Obradoiro (II) Pasado, presente y futuro de una ilusión

Anuncios

One thought on “La historia del Obradoiro (I) La trama murciana: El caso Esteban Pérez

  1. Pingback: El caso Burjanadze, el ocultismo de la FEB y el caso Esteban Pérez de fondo « El contraataque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s